Castillos en Escocia

Son tantos y tan diferentes  los castillos en Escocia que difícilmente podremos hacer una ruta que los incluya todos, pero son bien merecedores de incluirlos en nuestro viaje.

Mapa de los castillos de Escocia
Mapa de los castillos de Escocia

A menudo encontramos listas con los “mejores castillos” de Escocia, que más o menos suelen coincidir, si bien es cierto que por encima de la suntuosidad, el componente histórico o romántico que los rodea o el paisaje que los adorna; al final cada uno tiene sus castillos preferidos.

Con más de 2000 castillos (según algunos estudios pudieron llegar a cohexistir hasta 3.000), podemos decantarnos por los castillos cinematográficos, donde se han rodado películas como los Inmortales (Highlanders), grabada en el mítico castillo de Eilean Donan; u optar por otros semi desconocidos, aislados y que emanan un halo misterioso gracias al entorno que los rodea. Hay algunos castillos gratis, pero la mayoría son de pago con precios que van desde lo más caro (el castillo de Edimburgo, Balmoral o el castillo de Stirling) a los más baratos o como indicábamos, gratuitos.

Evidentemente muchos están reconstruidos, pero aún encontramos castillos en ruinas -un buen número dañados durante la revuelta jacobita-, sugerentes y evocadores; siempre formando parte del paisaje de cualquier rincón de Escocia.

Si el interés principal de nuestro viaje es conocer los castillos por dentro es muy recomendable comprar la tarjeta turística Explorer Pass, que incluye la entrada a todos los castillos.

En Edimburgo y en sus alrededores hay múltiples opciones desde el Blackness Castle, con una forma atípica que recuerda a un barco. Cercano a Firth of Forth es escenario de la serie Outlanders.

El castillo de Edimburgo (Edinburgh Castle) no se puede dejar fuera de la ruta por varios motivos, el primero es que es el monumentos más visitado de Escocia, y el segundo es que es el castillo más grande, con un interesante museo militar en su interior. Las vistas de la ciudad son otro motivo para conocerlo. Hay que estar atentos a las importantes colas que se forman, por lo que se recomienda madrugar para visitar el castillos.

Como decíamos el castillo de Eilean Donnan aparece como uno de los iconos de Escocia, erigido como el más famoso, si bien su aspecto es una reconstrucción de principios del siglo XX. Las fotos de su exterior inmerso en el típico paisaje escocés de las Tierras Altas (lago Duich) no deja indiferente. La leyenda del soldado español, apresado en las mazmorras, cuyo fantasma se sigue apareciendo es una de las historias que rodean a los castillos escoceses.

El famoso castillo de Eilean Donan
El famoso castillo de Eilean Donan

Siempre como uno de los más visitados encontramos el castillo de Stirling, coronando una colina de origen volcánico y rodeada por acantilados. Restaurado para recrear su pasado renacentista, Sterling fue una de las casas palaciegas de la dinastía Estuardo.

Urquhart Castle en el Lago Ness es otro de los castillos más visitados. Su cercanía con Inverness es un punto a favor para hacer una excursión en coche o en barco desde el lago.

Drum Castle a las afueras de Aberdeen presume de su fisonomía original, con mínimas restauraciones, lo que se traduce en una visita muy auténtica.

El Castillo de Balmoral, suntuosa residencia palaciega situada en Aberdeenshire, donde mora la Reina de Inglaterra en sus vacaciones, mientras que Craigievar Castle es un ejemplo de los castillos de cuentos de hadas, interesante de igual manera por su interior y sus salas históricas.

Dunnotar Castle es un castillo escarpado, de esos que uno tiene en mente cuando piensa en fortalezas inaccesibles por mar, donde sus muros sobre el acantilado componen una estampa fantástica. Aunque puede que a los adultos nos pase desapercibido, los niños seguro que reconocerán el castillo en el que Pixar se inspiró para recrear la película Brave.

Castillo Dunnottar
Castillo Dunnottar

El Castillo de Doune (siglo XIV), residencia de los Duques de Albany, es otro de los enclaves unidos indisolublemente al cine, como escenario de Los Caballeros de la Mesa Cuadrada de los cómicos Monty Python y como recreación de Castle Leoch, el castillo de la serie Outlander, o de Invernalia, el castillo de los Stark en Juego de Tronos. Ajeno a las remodelaciones que han sufrido otros edificios, su aspecto se asemeja al que quedó tras su abandono en el siglo XVIII.

El Castillo de Dunvegan es el más conocido de la isla de Skye, habitada por el Clan Macleod. Otro es el curioso (por su color blanco es más bien una palacio) castillo de Blair Atholl (condado de Perthshire), en el límite de acceso a las Tierras Altas, aún pertenece a su conde homónimo, que posee un ejercito privado, los Montañeses de Atholl (The Atholl Highlanders).

Finalmente el Castillo de Glamis, en la región de Angus, merece destacarse por su arquitectura palaciega y por pasado histórico, donde encontramos al lugar como residencia de la Reina Elisabeth (Reina Madre), como mención en Macbeth, la obra de Shakespere, y como enclave de numerosas leyendas de fantasmas.

Dormir en Castillos

Escocia no sólo tiene castillos para sacar la foto, o que albergan museos, si no que dispone de un gran número de castillos donde que sirven de alojamiento.

Principales castillos de Escocia

Castillo de Ardvreck
Castillo de Caerlaverock
Castillo de Craigievar
Castillo de Balmoral
Castillo de Blackness
Castillo de Blair Atholl
Castillo de Braemar
Castillo de Cawdor
Castillo Craigievar
Castillo de Culzean
Castillo de Doune
Castillo de Drummond (con sus bellos jardines)
Castillo de Duart (Isle of Mull)
Castillo de Dunnottar
Castillo de Dunrobin
Castillo de Dunvegan
Castillo de Edimburgo
Castillo de Edzell
Castillo de Eilean Donan
Castillo de Floors
Castillo de Fyvie
Castillo de Glamis
Castillo de Inveranay
Castillo de Kelburn
Castillo de Kilchurn
Castillo de Kildrummy
May Castle
Castillo de Stalker
Castillo de Stirling
Castillo de Strome
Castillo de Urquhart
Palacio de Linlithgow